Comercio electrónico repunta su participación en la economía mexicana: Inegi

17 días atrás
INEGI

Según el Inegi, el comercio en línea de bienes y servicios en México ha aumentado su importancia en la economía nacional desde el 2013. Sin embargo, es hasta el 2020 cuando se ha visto un mayor incremento gracias a la pandemia.

Este lunes, el Inegi presentó los resultados preliminares del Valor Agregado Bruto del Comercio Electrónico (VABCOEL) 2022. Según sus estimaciones, el comercio electrónico pasó de representar solo un 3.3 por ciento del PIB nacional en 2013, a un 4.2 por ciento en 2018 y 2019. Posteriormente, en el año 2020, contribuyó a la economía con un 4.7 por ciento.

En el 2022, la contribución del comercio electrónico de bienes y servicios al producto interno bruto nacional fue del 5.9%. Según la información oficial más reciente, el valor agregado bruto del comercio electrónico (VABCOEL) fue de 1.75 billones de pesos a precios actuales.

La cantidad mencionada aumentó en un 36.9% en comparación con el año anterior, después de ajustar por la inflación.

De la suma del valor añadido bruto en el sector, el veintitrés con tres por ciento se atribuyó a la venta minorista de bienes; el diecinueve coma cuatro por ciento, a la venta mayorista de productos y el cincuenta y siete con tres por ciento, al resto de servicios.

El informe del Inegi muestra que la economía está recuperándose gradualmente después del aislamiento social inducido por la pandemia. En el sector minorista, se ha observado una disminución en la participación debido a que las personas están volviendo a comprar productos directamente en las tiendas. Por el contrario, se ha notado un aumento en la participación de servicios como el alojamiento, el entretenimiento y el transporte, que habían bajado su actividad en 2020.

Dentro de la economía digital se pueden encontrar distintas vertientes, como lo son: las finanzas digitales, que abarcan las monedas virtuales, financiamiento colectivo y diversas opciones de pago; las nuevas metodologías de contratación de servicios que han revolucionado el papel de los proveedores tradicionales y han dado paso a aquellos que se basan en la web; y los productos que se brindan de forma gratuita y que son costeados gracias a los ingresos publicitarios provenientes de los consumidores.

Además, los usuarios de productos digitales entregan su información como forma de pago en los productos que son gratuitos. La información es reunida en bases de datos y vendida a personas que la compran. Existiendo bienes públicos digitales que son gratuitos y financiados únicamente por donaciones.

Leer más
Noticias similares
Los noticias más populares esta semana